18/10/2008

Desvelo


A veces,
lenguajes indescifrables
me hacen abrazar
el sentir de las piedras,
cuando el espacio
es un río de acero
delineando entre sus meandros
el perfil del tiempo.

Y los sueños...

Ellos se adueñan del silencio
para fraguar en mis ojos
esas guerras interminables
contra lo blanco del techo,
allí,
en ese mismo instante
donde mi cuerpo
es un reloj de arena
con alma de velero,
queriendo en su viaje
tocar las estrellas.

©María Elena Ponce/Venezuela®

6 comentarios:

santiago dijo...

una preciosidad de versos, un placer pasarme por tus letras
un abrazo

Ana dijo...

Esas batallas que miran al techo suelen demoler las esperanzas...
Aquí estoy dejándome arrastrar a tus profundidades.

Un beso

gerardo omaña dijo...

Que linda forma de dejarte llevar,
de fluir tu pensamiento delineando el verso
hacia un horizonte de mar y cielo... tocando las estrellas.

Besos para tu alma.

María del Carmen dijo...

Tales versos permiten un fluir espcial...
que se deja llevar
y se puede remontar ese caudal hacia lo inimaginado.

muy buen trabjo poético

invito a pasar por mis blogs

www.panconsuusurros.blogpsot.com y si gusta a mis otros blogs
saludo y dejo mi paz marycarmen

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

Hola Elena! Que tal? estás bien?. Hace tiempo que se de ti, espero y deseo que estés bien. Te dejo un abrazo grande!

Rocío dijo...

Hola amigaaaaaaaaaaaaaaa

que bueno fue llegar a tu blog, ando también por estos mundos conociendo más gente, está precioso y me encantan tus pinturas.

Te dejo un abrazote.

Rocío